El Big Mac Index en bitcoins, ¿qué supondría?

Desde que los españoles y portugueses comenzaron sus expediciones por el Atlántico, el mundo y la economía han entrado en una carrera vertiginosa hacia la globalización, en la que las comunicaciones y transacciones económicas con personas que viven en la otra punta del mundo son cada vez más fáciles y rápidas.

Hace unos años era impensable que un pequeño comercio tuviese la capacidad de vender sus productos en los cinco continentes. Ahora, existen herramientas como Internet, EBay o nuestro propio programa de financiación para pequeñas empresas en bitcoins, que facilitan las relaciones económicas entre los individuos de distintos países.

La moneda bitcoin y el Índice Big Mac son dos buenas muestras de cómo el panorama económico evoluciona hacia el mercado único. Entérate aquí de qué es el Índice Big Mac y de por qué  sería bueno que también se calculase en la moneda bitcoin.

¿Qué es el Big Mac Index o Índice Big Mac?

La teoría económica dice que una vez que se alcance el equilibrio, el mercado debería proveer productos iguales al mismo precio y en las mismas condiciones para todas las personas de todo el mundo. Es decir, que sí en Estados Unidos pagan en dólares y en Europa en euros, el precio de dicha hamburguesa debería ser el mismo una vez realizados los cambios de moneda.

Claro que esto no es más que un modelo teórico y la realidad puede ser bien distinta. Todos sabemos, por sentido común, que una hamburguesa no cuesta lo mismo en Zúrich (Suiza) que en Tepexpan (México) o en Clorinda (Argentina).

El Índice Big Mac o Big Mac Index, creado por The Economist en 1986, mide precisamente esto, las diferencias en el precio de un Big Mac entre los distintos países.

Por tanto el Índice Big Mac es una forma de medir la paridad del poder adquisitivo o, dicho de otra forma, las diferencias en el costo de vida existentes entre los diferentes países.

¿Qué nos dice el Índice Big Mac sobre la economía global?

El Índice Big Mac ha sido criticado por no ser una buena medida de la ineficiencia del cálculo de tasas de intercambio de divisas. Esto se debe entre otros factores a que 1) los costes de producción como salarios, seguros, materias primas, etc. de cada país son diferentes y 2) la renta per cápita de cada país es diferente. Por tanto, medir la apreciación o depreciación de la moneda según este índice no tiene demasiado sentido, aunque como mucha gente lo hace, puede servir de base a la especulación en divisas.

Con esto entraríamos en la vieja polémica sobre ¿si un modelo económico con un error manifiesto se generaliza y se acepta por todo el mundo, se validaría finalmente dicho modelo a pesar del error? Pero, esto daría para otro post o, quizá, un libro entero.

Sin embargo, reducir el Índice Big Mac a saber si nuestros euros o pesos cotizan debidamente frente al dólar o la libra esterlina, es quedarse en la punta del iceberg. El Índice Big Mac nos da una información mucho más trascendental, que es la gran diferencia aun existente entre países y lo que eso conlleva para sus poblaciones.

¿No decíamos que la economía es cada vez más global? Entonces, no miremos el Big Mac Index de forma aislada, hagámoslo desde una perspectiva global. A continuación vamos a juntar el Índice Big Mac con el PIB per cápita y veamos que pasa:

Si miramos al Índice Big Mac, según The Economist y con datos de julio de 2015, veremos que en Argentina el Big Mac tiene un precio de 3,07 $, en Perú 3,14 $, en México 3,11 $ y en Japón 2,99 $.

Ahora echemos un vistazo a la renta per cápita de estos países. Según el Banco Mundial, el PIB per cápita de estos países es: 12.568,6 $ en Argentina, 6.550,9 $ en Perú, 10.230,2 $ en México y 36.194,4 $ en Japón.

Como puedes ver sin necesidad de entender mucho de macroeconomía, las diferencias, en términos relativos, entre los precios del Big Mac en cada país, son mucho más pequeñas que las diferencias entre los PIB per cápita.

¿Qué significa esto?

Algo muy sencillo, que los peruanos pagan por un Big Mac una proporción mucho más alta, de su riqueza total, que los japoneses. Esto quiere decir que cuando un japonés compra un Big Max su bolsillo prácticamente no lo nota, sin embargo, cuando lo hace un peruano, esta compra seguramente significará que tendrá que privarse de otra compra, porque su presupuesto se verá mucho más afectado.

El Índice Big Mac aislado nos dice que el coste de la vida podría ser similar en todos estos países, pero si miramos a los ingresos de los individuos en cada uno de los países vemos como los peruanos tendrían un coste similar, pero disfrutando de unos ingresos seis veces menores.

No nos tomemos esto como una verdad única. Por supuesto las diferencias de coste de vida pueden variar mucho en otro tipo de productos. Nunca debemos perder la perspectiva de lo que estamos analizando, pero este es un indicador más de las diferencias existentes en el mundo.

Por otro lado tampoco pensemos que el Índice Big Mac no tiene ningún valor, porque pueda dar datos confusos. Esto no es así, las variables económicas aisladas y por si solas no tienen mucho sentido y son fácilmente manipulables. Lo que un analista debe hacer para dar sentido a los índices y resto de variables económicas es analizarlos en conjunto con otras variables, de modo que se puedan sacar verdaderas conclusiones.

¿Por qué necesitamos un Índice Big Mac en bitcoins?

Que The Economist decidiese incluir bitcoin como divisa en la que se calcula el Índice Big Mac, sumándola al dólar, euro, libra esterlina y yenes chino y japonés, sería un paso muy interesante para la economía bitcoin.

Qué le aporta bitcoin al Índice Big Mac
El objetivo de la moneda bitcoin y de todos aquellos que creen en su filosofía es eliminar ineficiencias en el mercado que hacen que los individuos tengan que pagar precios absurdos a bancos y otros intermediarios.

Bitcoin es una moneda global que puede utilizarse en cualquier lugar del mundo, sin necesidad de un banco. Con bitcoin las diferencias del coste de vida serían evidentes, pues un bitcoin tiene el mismo valor independientemente del país en el que uno se sitúe. Por tanto, al calcular el Índice Big Mac en bitcoins estaríamos eliminando las ineficiencias de los cálculos de moneda y en conclusión la comparación sería más fácil.

Qué le aporta el Índice Big Mac a bitcoin
Bitcoin es una moneda que se va consolidando. Cada vez son más las personas que confían en ella y descubren sus ventajas, especialmente para todo lo relativo con el comercio electrónico y la financiación. No obstante, no podemos ponernos una venda en los ojos, a bitcoin todavía le queda camino por recorrer en aspectos como darse a conocer al gran público, generalizarse como opción de pago en los comercios y, en definitiva, en todo lo que tiene que ver con la expansión de su uso.

El hecho de que The Economist decidiese incluir bitcoin entre las divisas en las que calcula el Índice Big Mac sería muy significativo.

En primer lugar implicaría que bitcoin es una moneda aceptada y conocida a nivel global en todos los países, si fuese el caso de que McDonald’s aceptase el pago en bitcoins en todas sus franquicias alrededor del mundo.

En segundo lugar bitcoin atraería mucha más atención de periodistas y especialistas económicos, por el simple hecho de figurar en el índice Big Mac.

En tercer lugar, sería un espaldarazo a una de las bases de la filosofía bitcoin: la transparencia. Ya que estaría vigilada por todo el mundo y no por unos cuantos avanzados a su tiempo.

Conclusión

El Índice Big Mac y la moneda bitcoin tiene un punto de vista muy similar, basado en una economía global donde los costes de transacción se minimicen y los productos de iguales condiciones cuesten lo mismo en todos los lugares del mundo.

El paso de calcular el Índice Big Mac en bitcoins sería beneficioso para el índice, pues le aportaría claridad de cara a su divulgación entre los usuarios menos expertos con los cambios de divisa y excepcionalmente positivo para la economía en bitcoins pues le daría una buena dosis de legitimidad ante los ojos de los incrédulos con esta moneda.

Debido a la paulatina generalización de bitcoin y a las similitudes de su forma de entender la economía con el Índice Big Mac, la verdad es que son dos entidades condenadas a entenderse.  No tenemos ninguna duda, de que tarde o temprano se dé el paso de ofrecer un Índice Big Mac en bitcoins, lo que no queda tan claro es cuánto tiempo vamos a tener que esperar para ello.

Nosotros, por todo lo dicho anteriormente, esperamos que sea poco.

Fuentes:

Indice de poder de compra: http://bitcoinppi.com/

The Economist (Indices Big Mac): http://www.economist.com/content/big-mac-index

Banco Mundial (renta per cápita): http://datos.bancomundial.org/indicador/NY.GDP.PCAP.CD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *